Así se remplaza fácilmente la cerradura de tu puerta

¿Estás desesperado por no saber cómo cambiar la cerradura de tu puerta? No te preocupes, has llegado al lugar apropiado, pues las próximas líneas las dedicaremos a explicarte de forma sencilla cómo sustituir la cerradura de tu puerta sin muchas complicaciones y en poco tiempo. Deshazte ya de esos tutoriales confusos y sigue leyendo este post para que cambies la cerradura de tu puerta rápidamente y sin contratiempos. No importa si tu cerradura se ha averiado o simplemente quieres sustituirla por un disgusto estético, aquí te enseñaremos cómo realizarlo en pocos pasos y con resultados positivos garantizados.

Acotamos desde cerrajeros Cadiz que es aconsejable que cambies la cerradura de tu casa o empresa al menos una vez cada dos años para mantener tu puerta actualizada contra las técnicas de robo que los ladrones utilizan para vulnerar la seguridad de tu puerta. Sin más, pasemos al primer paso que trata sobre la adquisición de cerradura, evidentemente, pues no se puede cambiar una cerradura sin tener al sustituto. En ese sentido, te recomendamos comprar la cerradura de más alta gama que haya en el mercado y, si es para la puerta principal, que tenga todas las técnicas antirrobo posibles tales como anti bumping, anti taladro, anti ganzua, etc. No olvides que cuando se trata de seguridad no vale la pena escatimar en gastos.

Selecciona la cerradura con las dimensiones adecuadas y afines a la puerta donde va a ser instalada y ahora realiza los siguientes pasos que, en lo que sigue, te enlistamos:

  • Saca la antigua cerradura de la puerta: destornilla todos los tornillos que presente la vieja cerradura; primero los del manillar para quitar al caparazón, luego el tornillo espigado que sostienen al bombillo introduciendo la llave correcta en la cerradura y empujándola grácilmente. Si aun así no sale expulsada la cerradura, entonces retira la maneta e inténtalo nuevamente. Retirado el bombín podrás usarlo para comparar sus dimensiones con el del nuevo bombín; deben ser del mismo tamaño para evitarse problemas milimétricos.
  • Monta la nueva cerradura en la puerta: la instalación es tan fácil como introducir la llave del nuevo bombín en el mismo y luego disponerlo en el espacio de la puerta adecuado para él. Aprieta todos los tornillos fuertemente, así como la maneta, y asegúrate que no has montado inversamente el bombillo. Si lo haces el pie de la letra todo habrá salido bien.
  • Corrobora que todo haya salido bien: introduce la llave, abre y cierra la puerta frecuentemente para comprobar la eficiencia de la instalación. Si algo no sale bien, entonces debes desarmar todo e instalarlo nuevamente. Lo importante es que todo quede lo más seguro posible.

Si no pudiste ni siquiera retirar el viejo bombín, entonces es necesario que llames a un cerrajero profesional para que te ayude con la sustitución de la cerradura de tu puerta; de esa manera te garantizarás que la instalación de la nueva cerradura ha sido óptima y la seguridad de tu casa está asegurada.